lunes, 16 de mayo de 2011

"CORAZÓN PERFECTO DE UN HOMBRE IMPERFECTO"

2 Crónicas 14,15,16–16Mayo 2011

“La verdad es que he fallado a Dios, si no me siento digno acercarme a Él, mucho menos puedo servir”. Este pensamiento a menudo surca por nuestras mentes, pensamos que necesitamos ser perfectos e intachables para tener la aprobación de Dios. Sin embargo, encontramos en la biblia que Dios no exige que seamos perfectos, pero si que tengamos un corazón perfecto.
La vida de Asa nos puede aclarar el punto.Este rey fue muy destacado y querido en Judá que aunque cometió graves errores, el cronista lo aprueba al hacer una evaluación de su vida: “E hizo Asa lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová su Dios.Porque quitó los altares del culto extraño, y los lugares altos; quebró las imágenes, y destruyo los símbolos de Asera; y mandó a Judá que buscase a Jehová el Dios de sus padres, y pusiese por obra la ley y sus mandamientos.V.14:2-4

Desde que Salómón había permitido la práctica de la idolatría en su reino, no se había hecho algo al respecto, ni su abuelo Roboam ni su padre Abías trataron de limpiar esta contaminación espiritual. En cambio, lo primero que hizo Asa fue combatir la idolatría, mandó destruir a toda imagen con sus altares, y fomentó la obediencia a los mandamientos de Dios. Luchó fuerte contra la idolatría, sin embargo, “Con todo eso los lugares altos no eran quitados de Israel, aunque el corazón de Asa fue perfecto en todos sus días.” V.15.17
Como resultado de esta fidelidad espiritual, Dios le dio mucha paz y prosperidad, el rey reconoció que esto venía de Dios y aprovechó el periodo de tranquilidad para edificar y reedificar ciudades, además lo usó para fortalecerse en caso de alguna guerra futura.
A pesar de esta fidelidad, Asa sufrió algunos ataques, como el de Zera el etíope, quien con un ejército de 1’000,000 de hombres marchó contra Judá, cuando él disponía sólo de 580,000, ante este conflicto, el rey busco a Dios en oración y encontró respuesta:“Y clamó Asa a Jehová su Dios, y dijo: ¡Oh Jehová, para ti no hay diferencia alguna en dar ayuda al poderoso o al que no tiene fuerzas. Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos, y en tu nombre venimos contra este ejército. Oh Jehová, tú eres nuestro Dios: no prevalezca contra ti el hombre. Y Jehová deshizo a los etíopes delante de Asa y delante de Judá; y huyeron los etíopes.”
Reflexiones:
• Los tiempos de bonanza, no son para ‘rascarnos la panza’(Me salió un verso sin esfuerzo, je je). Son para disfrutarlos edificando y para prepararnos para las crisis futuras.
• La biblia narra dos momentos al final de la vida de Asa donde buscó hacer las cosas a su manera, en lugar de buscar la ayuda de Dios y sus dolorosas consecuencias. A pesar de esto, Dios reconoce que este hombre tenía un corazón perfecto.
• ¿Cómo era el corazón de Asa? Fue fiel a Dios, trató de cumplir sus mandamientos y que su pueblo también lo hiciera, buscó la ayuda de Dios en medio de sus problemas, siempre trato mejorar. Ya se que no eres perfecto/a pero, ¿Cómo es tu corazón? ¿Perfecto?


TRANSFORMADOS PARA SERVIR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada